4 consejos esenciales para mantener una erección

4 consejos esenciales para mantener una erección

La salud sexual es un componente vital para el bienestar global de un individuo. Aquí te proporcionamos algunas recomendaciones para sostener la erección y gozar sin inconvenientes.

La incapacidad de mantener una erección durante el acto sexual es una dificultad que puede dañar seriamente la autoestima masculina. Además, otra repercusión es la pérdida de confianza en uno mismo durante los momentos íntimos con la pareja. Si estás atravesando por este escenario, te proporcionamos los consejos más efectivos para mantener una erección.

La disfunción eréctil es una condición en la que el hombre no puede lograr la erección suficiente durante la relación sexual. Comúnmente se le conoce como impotencia y sus signos pueden abarcar la disminución del apetito sexual.

Si este inconveniente persiste por más de seis meses, es probable que el médico diagnostique disfunción eréctil y prescriba un tratamiento adecuado. Sin embargo, es importante destacar que el estrés, el alcohol y la obesidad son grandes adversarios de una erección, como lo señalan diversas fuentes médicas.

Posibles factores de la disfunción eréctil

Las razones de la impotencia son diversas y generalmente se asocian con malos estilos de vida. Estos, mantenidos a largo plazo, dañan los mecanismos fisiológicos que intervienen durante la erección.

De ahí surge la relevancia de rectificar y optimizar estos hábitos siempre que sea necesario. Los desencadenantes más habituales de los problemas para sostener una erección son los siguientes:

  • Exceso de peso y obesidad.
  • Fumar, beber alcohol y abuso de otras sustancias.
  • Algunas enfermedades: aterosclerosis, hipertensión, problemas cardíacos, hipercolesterolemia, síndrome metabólico, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, diabetes, entre otras.
  • Uso de ciertos medicamentos. También algunos tratamientos para el cáncer de próstata y agrandamiento de la próstata.
  • Entre las causas psicológicas, se puede citar el estrés crónico, la depresión, la ansiedad, el temor a la disfunción sexual después de una primera experiencia y otras inquietudes.

Los especialistas emplean el término disfunción eréctil psicógena para referirse a los episodios causados por factores psicológicos. Contrariamente a lo que se cree, la mayoría de los problemas para mantener una erección en los hombres jóvenes se deben a esta causa. También se le conoce como disfunción eréctil no orgánica o disfunción eréctil mediada por noradrenalina.

En este contexto, se ha determinado que los hombres con síntomas depresivos y con ansiedad son propensos a desarrollar disfunción eréctil. La confianza sexual también es un buen indicador de ella, de modo que un hombre puede presentarla incluso independientemente de los factores de riesgo mencionados. Para más información, visita www.eretron.es.

4 tips para mantener una erección firme

Además de los siguientes consejos, que pueden servir como complemento a un tratamiento médico, es importante destacar que la disfunción eréctil puede tener diversas causas. Por lo tanto, es esencial consultar a un médico para obtener un diagnóstico preciso y profesional. Después de la consulta, también debes tener en cuenta estos consejos:

1. Realiza ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel, que se centran en fortalecer los músculos del suelo pélvico, son una forma efectiva de mejorar las erecciones y prevenir la disfunción eréctil. A continuación, te explicaremos cómo hacerlos:

  • Acuéstate en el suelo con los pies flexionados y las manos a los costados.
  • Contrae los músculos del suelo pélvico ascendiendo durante tres segundos.
  • Relaja y libera los músculos durante otros tres segundos.
  • Repite este movimiento ascendente y luego descendente aproximadamente 20 veces.
  • Inhala al contraer los músculos y exhala al relajarlos.

Si no sabes cómo identificar los músculos del suelo pélvico, puedes interrumpir el flujo de orina una o dos veces. La contracción que sientas al hacerlo es causada por los músculos pélvicos y puedes realizar esta contracción en cualquier momento y lugar. Sin embargo, no se recomienda hacerlo mientras estés orinando, excepto para identificar los músculos adecuados.

2. Mantén una rutina regular de ejercicio

El sedentarismo tiene un impacto negativo en la salud sexual y reproductiva, y está relacionado con varias de las causas de la disfunción eréctil, como la diabetes, el sobrepeso y los problemas metabólicos o cardíacos.

Un estudio publicado en la revista Journal of Andrology encontró que la actividad física reduce los episodios de disfunción eréctil en hombres de mediana edad, mejorando así las respuestas sexuales y la salud cardiovascular en general. Cualquier tipo de ejercicio es beneficioso, pero se recomiendan especialmente los aeróbicos, como nadar, correr o andar en bicicleta. Intenta incluir al menos 150 minutos de actividad física en tu semana.

3. Asegúrate de dormir lo suficiente

Otro consejo para mantener una buena erección es establecer una rutina de descanso nocturno saludable. El sueño tiene un impacto importante en la calidad de las erecciones, como lo demostró un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association en 2011, que evaluó los efectos de la falta de sueño en los niveles de testosterona.

Los investigadores descubrieron que los niveles de testosterona de los participantes, todos hombres jóvenes y sanos, disminuyeron entre un 10 % y un 15 % durante el día después de dormir solo 5 horas por noche durante una semana. Como es bien sabido, la testosterona juega un papel importante en la libido y la función sexual en general.

La falta de sueño también se ha relacionado directamente con problemas para mantener una erección. Procura dormir entre 7 y 8 horas cada noche, sin interrupciones. Ten en cuenta que no puedes compensar las horas de sueño perdidas con siestas diurnas, ya que los efectos no son comparables.

4. Adopta una alimentación saludable

Es bien sabido que lo que comemos tiene un impacto directo en nuestro rendimiento sexual. Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition en 2016 asoció la ingesta de flavonoides con una mejora en la función eréctil.

Los flavonoides se encuentran en verduras, frutas y semillas, así como en alimentos como el chocolate, el vino y el té verde. Además, existen otros alimentos que pueden ayudarte a mantener una buena erección:

  • El chocolate se considera un afrodisíaco y se sugiere que puede aumentar el interés sexual en hombres jóvenes, ya que contiene flavonoides.
  • Los frutos negros, como las moras, los arándanos y las bayas de saúco, contienen altos niveles de antocianinas, unos antioxidantes que ayudan a aumentar la libido masculina.
  • El aminoácido L-arginina, que se encuentra de forma natural en el organismo, es responsable de la producción de óxido nítrico, que favorece la erección al relajar los vasos sanguíneos. Consulta con tu médico antes de tomar cualquier suplemento.

Tus hábitos influyen en tus erecciones

Además de los consejos mencionados anteriormente, recuerda que llevar una vida saludable en general te permitirá mejorar tu autoestima y tu salud sexual. Evita los factores desencadenantes mencionados y pon en práctica estos cuatro consejos para mejorar tus erecciones.

Según los expertos, hasta el 25 % de los hombres jóvenes pueden experimentar ansiedad relacionada con el rendimiento sexual, lo que genera angustia sobre la duración y calidad de sus encuentros. Hablar con tu pareja puede ser una forma efectiva de evitarla, ya que te brindará la confianza necesaria para tener una respuesta sexual adecuada.

Explorar nuevas experiencias en el ámbito sexual también puede ser beneficioso, ya que la monotonía puede afectar el placer y el interés sexual. Recuerda que es fundamental consultar a un médico si el problema persiste, para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento seguro y efectivo.

Finalmente, es importante tener en cuenta que los médicos suelen establecer el límite de los seis meses continuos antes de diagnosticar un episodio como disfunción eréctil, por lo que casos esporádicos o muy puntuales pueden no requerir preocupación. ¡Disfruta de tu sexualidad como te lo mereces!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *